Seleccionar página

Beneficios de la hípica

Montar a caballo conlleva una serie de beneficios físicos, psíquicos y emocionales para quien lo practica. Por todo ello, la hípica es algo más que un deporte, también es una terapia para la rehabilitación de personas con problemas. La relación entre jinete y caballo es la clave para conocer qué beneficios proporciona.

Como deporte la hípica ayuda a mejorar el control postural del jinete, ya que le obliga a mantener una posición vertical. Por tanto, viene a compensar posturas habituales como las que mantenemos, por ejemplo, al mirar el móvil, leer, escribir o usar el tec.lado de un ordenador. Otra de las consecuencias de esta característica es que evita posibles lesiones futuras.

Mejora el equilibro espacial y regula el tono muscular, ayudando a tomar conciencia de la existencia de zonas tensionadas y a corregirlas. Por ello reduce la espasticidad, o contracción muscular.